Make your own free website on Tripod.com
 

EL JUEGO


ES PENSAR



LECCION 12

 

 

 

 

La Apertura.

Anteriormente habíamos hablado de las tres fases en que se divide la partida de ajedrez para su estudio:
Apertura.
Medio Juego.
Final.

“La Apertura” en ajedrez se refiere a la fase de la partida durante la cual las fuerzas de ambos bandos son movilizados para encontrarse en el medio juego.

En su libro “Mi Sistema” ; el Gran Maestro Aron Nimzovich resumió los principios de un juego sólido en siete axiomas:

Por Desarrollo se entiende el avance estratégico de las tropas hacia la linea fronteriza. (Por línea fronteriza Nimzovich tomaba la línea divisoria entre la cuarta y quinta horizontal.) “Haber sacado una, dos o tres piezas no significa que estamos desarrollados” , “Un espíritu democrático debe inspirarnos en el desarrollo, si una pieza jugó, las demás tienen también derecho de jugar”.

Una Jugada de peón no debe ser considerada en si misma como una jugada de desarrollo, sino meramente como un auxiliar de desarrollo. El poder de ataque de un peón es pequeño comparado con el de las piezas, así que hay que dar prioridad a desarrollar nuestras piezas en lugar de avanzar nuestros peones. Como auxiliares de desarrollo, las jugadas de peones no solo abren camino a las piezas, sino sirven para construir puntos fuertes en el centro que limiten el movimiento de las piezas contrarias e impidan a los peones enemigos desalojar a nuestras propias piezas.
El estar adelante en desarrollo es lo ideal. Nimzovich da una analogía: “Si estamos en una carrera, no quisiéramos detenernos a amarrarnos los tenis, pero si quisiéramos que el oponente lo hiciera. Si forzamos a nuestro oponente a que pierda tiempos, estaremos adelante de él en desarrollo.

Cambie piezas cuando resulte en ganancia de tiempo. Si cambiamos una pieza nuestra que se ha movido una vez por una del enemigo que se ha movido tres veces, es como si ganáramos dos tiempos. Cambiamos una pieza nuestra en que hemos invertido menos tiempo que el enemigo en la suya.

Liquide, con desarrollo consecuente o desembarazo. A veces nuestras piezas están apretadas en poco espacio, entonces los cambios nos favorecen, deja más espacio para las piezas restantes.

El centro de peones debe ser móvil.

No hay tiempo para cazar peones en la apertura, excepto para peones centrales.

El Gran Maestro norteamericano Larry Evans da por su parte los siguientes:


“Principios Generales”.

1. Siempre juega a dominar el centro del tablero. Ocupe, ataque o vigile el centro; las bandas y esquinas no tienen vida.

2. Desarrolla rápidamente todas tus piezas, no sólo una o dos. La apertura es una carrera por un rápido y continuo desarrollo. El objetivo del desarrollo es conectar las torres para que así puedan ocupar puestos centrales en el medio juego y apoderarse de columnas abiertas.

3. Enroque temprano. Esto conduce al rey a su seguridad y pone una torre en juego. Por otra parte, trata de evitar que tu oponente se enroque, si es posible sin sacrificar material.

4. No sacrifiques material a menos que veas una manera de recuperarlo o forzar jaque mate.

5. No pierdas tiempo moviendo la misma pieza dos piezas.

6. Haz pocas jugadas de peones, sólo las necesarias para liberar tus piezas.

7. Desarrolla los caballos antes que los afiles.

8. Evita sacar la dama demasiado pronto. Desarrolla piezas menores (caballos y alfiles) antes que las piezas mayores (Dama y torres).

9. Evita dar jaques inútiles.

10. Asume que tu oponente encontrará las jugadas correctas y no juegues por trampas simples, excepto cuando estes desesperado.

De acuerdo al ex-campeón mundial Bobby Fischer, cuatro ingredientes son esenciales para el éxito en ajedrez:

Concentración. Un solo descuido puede costar la partida. El ajedrez requiere concentración total. Muchos jugadores hacen uso sólo de una fracción de su energía. Mantén tu mente completa en el juego. Juega a ganar. A nadie le interesan tus excusas cuando pierdes.

Piensa adelante. Desconfía de tu primer instinto al elegir una jugada. Sientate sobre tus manos. Para evitar un desastre, cada vez que tu oponente juegue Detente y preguntate a ti mismo: “¿Cuál es la amenaza? “ No juegues hasta que entiendas la posición. Recuerda, es absolutamente esencial para tu desarrollo como un jugador adherirte a la regla de “pieza jugada, pieza tocada”, una vez que toques una pieza, debes jugarla. ¡No des ni pidas cuartel a nadie!

Aprende de tus derrotas. Anota tus partidas, incluyendo las informales, y estudialas después para tratar de encontrar tus errores, si tu no ya sabes ya cuales fueron. No te gustaría perder dos partidas de la misma manera, y también tendrás un registro permanente de tu progreso.

Estudia. Reproduce partidas recientes de maestros que aparecen en libros y revistas. Combina este estudio con la práctica contra fuertes oponentes. Dedica tanto de tu tiempo libre como puedas al juego.


La apertura, más o menos la primera docena de jugadas de una partida, es una lucha por espacio, tiempo y fuerza. Estos tres elementos son como tierra, aire y agua. Comprender estos conceptos claves te ayudarán a comenzar la partida con un plan armonioso.

El Gran Maestro soviético Alexei Suetin recomendaba:

1. Toma ventaja de cada tiempo. Las piezas mayores (Dama y torres) no deben ser puestas en juego demasiado pronto, ya que ellas pueden ser fácilmente atacadas por piezas enemigas de menor valor, resultando en retiradas y pérdidas de tiempo.

2. No hagas jugadas de peones sin planificación cuidadosa.

3. Inicia la partida con un peón central, y desarrolla las piezas menores de tal manera que ellas influyan en el centro.

4. Desarrollate flexiblemente. Demasiado detalle en planificar la apertura no es recomendable.

5. Desarrollate armoniosamente. Juega con todas tus piezas y no concentres tu atención a sólo un flanco.

6. No hagas jugadas sin propósito. Cada jugada debe ser parte de un plan definido.

7. No seas demasiado voraz en ganancia material. La lucha por el tiempo es mucho más importante que por material, especialmente en posiciones abiertas.

8. Un debilitamiento de tus propios peones puede aceptarse sólo si esta compensado por una más activa posición de tus piezas.

9. Con ayuda de tus peones, trata de ganar ventaja en espacio y debilitar la posición de los peones de tu oponente.

10. No obstruyas tus peones agrupando tus piezas directamente enfrente de ellos; peones y piezas deben trabajar juntos.

11. Durante las primeras jugadas pon especial atención a las casillas vulnerables f2 y f7.

12. Recuerda que una sola pieza mal colocada puede destruir la coordinación de las otras piezas.

13. Si llevas blancas, explota la ventaja de hacer la primera jugada y trata de tomar la iniciativa. Si llevas negras, trata de organizar el contrajuego.

Ve ejemplificados estas recomendaciones en el archivo “Apertura 1” para Chess Base.