Make your own free website on Tripod.com
 

EL JUEGO


ES PENSAR



LECCION 30

 

 

 

 

 

 


Temas:

· El Método de las posiciones básicas.
· El entrenamiento personal.

El Método de las posiciones básicas.

Los grandes jugadores del ajedrez moderno, armados con una experiencia y un conocimiento acumulados tras años de estudio, no necesariamente calculan las jugadas pensando “yo juego aqui, el juega allá y yo jugaré …”, etc. El jugador fuerte ve unas pocas jugadas razonables inmediatamente, de las que saca una, a menudo sin considerar muchas variantes. Observando este hecho, el Maestro Internacional Rashid Ziatdinov explica: “El Gran Maestro al elegir sus jugadas lo hace con la misma facilidad con la que nosotros sacamos palabras cuando hablamos. ¿Como puede hacer eso? ¿Cómo es posible?. La respuesta es que todo el cálculo que él esta haciendo esta sucediendo automáticamente, sin que siquiera lo note. Podemos hacer una analogía con la memoria RAM de las computadoras. Cuando usa la información en su memoria RAM, una computadora trabaja más de 100 veces más rápido que cuando usa la información desde su disco duro. En las personas, esto puede ser denominado como nuestro conocimiento tácito. Alguno alguna vez definió el conocimiento táctito como “Nosotros sabemos más que lo que podemos decir”, una útil definición para nuestros propósitos”.

Esta interpretación refleja un aspecto del estudio del ajedrez muy importante y que se considera ha sido una de las ideas fundamentales de la otrora escuela soviética y la actual escuela rusa de ajedrez. Debemos adquirir el conocimiento tácito que nos ayudará a hacer todos los cálculos automáticamente. Al mismo tiempo que crear las bases de lo que se ha llamado “Intuición en Ajedrez” o como lo llaman algunos entrenadores rusos “Sentido de la posición”. Ziatdinov al hacer un paralelo entre el aprendizaje del ajedrez y el aprendizaje de lenguaje afirma: “Existe un método simple para adquirir este conocimiento, y la gente comienza a usar este método cuando tienen uno o dos años de edad. En esa edad, cuando comenzamos a hablar, repetimos muchas veces las palabas que oímos de otras personas. Para el ajedrez es importante saber cuales “palabras” tenemos que repetir muchas veces”. El se refiere que por “palabras” entendamos posiciones de ajedrez y continua: “Por ejemplo, mi propia experiencia demuestra que cuando yo entiendo todo sobre finales de torre y un(si uno solo) peón contra torre, esta comprensión incrementa mi fuerza grandemente. En este sentido, el ajedrez es un lenguaje” El recomienda estudiar las que el llama posiciones básicas del ajedrez una y otra vez, como las palabras en el estudio de un lenguaje y mientras mejor se les conozca y mientras más conozca tendrá que calcular menos. Jugará ajedrez tan naturalmente como hablar. El elige algunas posiciones alrededor de 300 y asevera: “QUE sabe sobre ajedrez es más importante que QUE TANTO sabe sobre ajedrez. Es posible gastar tremendas cantidades de tiempo estudiando ajedrez, y ver solo una ligera mejora en la fuerza. Mi investigación me ha conducido a identificar lo que consideró el conocimiento esencial de un Gran Maestro “. A continuación propone sus posiciones y dice que en ellas está reunido el conocimiento esencial . “Preparandose a si mismo por este método de aprender el conocimiento esencial, de tal manera que se convierta en una segunda naturaleza, lo posibilitará a enfocar más energía sobre la mecánica de las jugadas y las combinaciones. Una vez que comprenda las posiciones en este libro, sus piezas de ajedrez tendrán nuevos poderes y significancia”.

Otra afirmación que hace Ziatdinov es que:

“La segunda parte importante de su preparación ajedrecística es memorizar partidas clásicas. Ellas le enseñaran la estrategia del ajedrez. Por ejemplo, el Gran Maestro Lev Psakhis llegó a ser tricampeón de Rusia. (Los que juegan ajedrez serio entienden la significancia de este logro). El había memorizado todas las partidas de Bobby Fischer. Para ser campeón Mundial al nivel de Alekhine y Kasparov, usted debe saber por nota 1000 de las más importantes partidas de los jugadores de punta. Pero incluso, si usted sabe solo unas pocas, le ayudará mucho a incrementar el nivel de su fuerza de juego.”

En base a esa idea, en el archivo “Posiciones RAM” el estudiante encontrará una buena colección de posiciones que le permitan realizar la tarea propuesta de Ziatdinov. Muchas de ellas ya se han visto en el material de este curso, pero aquí las plantearemos con un enfoque adicional, sabiendo que nunca estará de más el conocimiento que se adquiera sobre las posiciones importantes. Así mismo en el archivo “Antologia3” el estudiante encontrará una importante colección de partidas clásicas con comentarios para seguir la segunda recomendación de Ziatdinov. Por último en el archivo “repertorio negras” continuamos nuestras recomendaciones sobre las aperturas, pero ahora desde el punto de vista de las piezas negras.

El entrenamiento personal.

En este curso, que consta de 30 lecciones y una colección abundante de archivos para Chess Base, el estudiante tiene a su disposición toda la información que necesita para iniciar y continuar su práctica organizada del ajedrez. En muchos casos necesitará repetir el estudio y los ejercicios. La idea de Ziatdinov me parece muy adecuada para desarrollar a un jugador, el estudio repetido de las posiciones presentadas, hará un efecto como el de repetir palabras, y pronto podrá el estudiante jugar ajedrez con naturalidad y tener una intuición o un sentido del ajedrez desarrollado que le permita ir ascendiendo hacia la creatividad. El material recabado durante estas 30 lecciones le será útil una y cien veces para entrenarse. Es una recopilación de las enseñanzas de muchos grandes maestros a lo largo del siglo XX principalmente y si se plasmara en papel equivaldría a cientos de páginas, como una gran antología de decenas de los libros más importantes de la bibliografía ajedrecística. Pero el estudio del ajedrez, como el de muchas disciplinas del conocimiento humano, nunca terminará. Cada quien seguirá su propio camino, y llegará hasta donde su esfuerzo y talento se lo permitan. El papel del recopilador de este material no terminará aquí, pues siempre quiere uno pensar que hay una lección por delante.